A propósito de la norma de un entrenador titulado por equipo en fútbol base

El pasado 25 de julio, la secretaría de la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana publicaba y remitió una carta circular sobre la obligación de contratar a un entrenador o monitor para los equipos que iban a participar en competición de Fútbol 8 la temporada 2019-2020.

Desde esa fecha, la Escuela de Entrenadores de la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana ha programado hasta hoy 2 cursos intensivos para obtener la Licencia Uefa C de Entrenador, a un precio asequible y flexibilidad horaria, ya que se realiza de forma on-line, para que todos los clubes que inscribieron equipos tuvieran la opción de cumplir la norma establecida a principios de temporada. Hoy mismo se ha anunciado un nuevo curso.

Realizada dicha introducción, los clubes se encuentran con un problema básico para cumplir con la mencionada norma, que no es otra que la falta de personas para cubrir con las condiciones reglamentarias la totalidad de equipos que participan en competiciones federadas. La normativa es muy clara: 1 equipo = 1 persona diferente con titulación para dirigirlo, así de simple y sencillo, y es que la Federación a través de su Comité de Entrenadores ha remitido a los clubes un correo electrónico, recordándoles que el próximo mes de febrero este Comité de Entrenadores, dará traslado al Comité de Competición correspondiente del listado de equipos, que todavía no disponen de las licencias de entrenadores/as pertinentes. Estos Comités de Competiciones serán los que determinen el tipo de sanción.

Según datos obtenidos del Área de Licencias de la RFEF, en la temporada 2018-2019 en la Comunidad Valenciana se inscribieron un total de 5597 equipos y obtuvieron licencia de Entrenador y Monitor un total de 2173, es decir 3424 equipos no dispusieron de un Entrenador o Monitor en un equipo determinado. Hay que matizar que eso no quiere decir que durante el transcurso de entrenamientos o partidos dichos equipos no tengan a un entrenador o monitor titulado dirigiéndolos, ya que es práctica habitual (aunque no es reglamentario) en numerosos clubes que un entrenador o monitor titulado pueda ejercer sus funciones en varios equipos del mismo club.

Vistos estos datos tan abrumadores, solo queda que dar solución para que los clubes puedan cumplir con la normativa.

Desde la Escuela de Entrenadores, ya se está trabajando en la marcha de números cursos, donde se están formando una cantidad importante de nuevos entrenadores. También se ha aprobado la Licencia en Prácticas de Entrenador para cubrir una necesidad importante relativa a dicha circunstancia.

Otra solución es que los futbolistas puedan poseer simultáneamente la licencia de Entrenador o Monitor de un equipo de Fútbol 8 en un club diferente al suyo. Y otra solución (que desde el Comité de Entrenadores no se ve con buen ojo porque según ellos disminuirá el número de licencias de Entrenador o Monitor) es que un mismo Entrenador en el mismo club pueda disponer de 2 licencias de Entrenador en equipos diferentes.

Estas 2 últimas soluciones pasan por proponer estos cambios reglamentarios a la Junta Directiva federativa y utilizar los mecanismos oficiales para que a través de la Asamblea General de la Federación Autonómica sean aprobados.