La RFEF convoca el proceso de acreditación de competencias para entrenadores

La Real Federación Española de Fútbol ha convocado el proceso de acreditación de competencias de formación y prácticas de movilidad deportiva internacional para entrenadores de fútbol. Las convocatorias serán cada temporada en diciembre y en junio, aunque este año, para favorecer en esta primera ocasión la posibilidad de que personas tituladas puedan desarrollar su labor de entrenador ya durante el próximo curso, habrá una convocatoria “excepcional” en junio de 2019.

Para esta primera convocatoria, de carácter “excepcional”, el plazo de inscripción y el de presentación del Proyecto Deportivo será del 5 al 7 de junio, la Prueba de Capacitación deportiva se realizará el día 18, la defensa del proyecto se hará del 19 al 21 y los resultados estarán en un plazo máximo de 10 días después de la prueba.

Todo ello se efectuará en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, sede de la RFEF, con una Comisión de Calidad como órgano evaluador, formada por entre 3 y 7 expertos que se conocerán 15 días antes de cada convocatoria.

La experiencia previa mínima de entrenador en España para obtener la validación deportiva para el UEFA B, UEFA A y UEFA PRO, así como el resto de circunstancias que deben acreditar los aspirantes, pueden consultarse en la convocatoria publicada en la web de la RFEF, en el siguiente enlace https://cdn1.sefutbol.com/sites/default/files/pdf/convocatoria_de_acredi….

La formación de entrenadores está regulada en el ámbito de la UEFA por la Convención de Titulaciones Técnicas –actualmente la vigente es la de 2015 y está suscrita por 55 asociaciones nacionales–, que fija los objetivos, el ámbito de aplicación, los criterios de admisión, el tipo de evaluación, los requisitos de asistencia, las cargas lectivas y los criterios de evaluación y de calificación.

El objetivo de la RFEF –a la que la Convención hace garante en este ámbito ante el resto de federaciones nacionales— es facilitar la habilitación deportiva para que los entrenadores de fútbol formados en España puedan entrenar en una competición oficial en otro país, sin que con ello se pretenda entrar en la regulación del ejercicio de la profesión ni establecer mecanismo alguno de convalidación u otorgamiento de diplomas o títulos.